En su último año de carrera Leire Garmendia cursando la asignatura de periodismo deportivo y a través de su pasión por el surf,realizó este maravillosos trabajo con la idea de visibilizar y apoyar a las mujeres deportistas. Eligió hacer un documental sobre el surf femenino en el País Vasco como proyecto final.

viaje a los orígenes del surf femenino en Euskadi. Myriam Imaz, Marijose Urteaga y Marimar Eizaguirre cuentan sus inicios, su larga andadura y cómo se cuestionaron el porqué no había competiciones de mujeres . Gracias a ellas, a día de hoy, muchas jóvenes pueden disfrutar del surf. Ellas fueron las precursoras. Ahora, veinticinco años después, tienen la suerte de ver el resultado de su lucha en la gran cantera de mujeres surfistas que hay en las playas del País Vasco. El documental continúa con las nuevas generaciones, esas mujeres que compiten como algo ya normalizado, pero con un nuevo problema que se traslada al mundo del deporte en general para las mujeres: el reconocimiento y los premios. Las mujeres no están igualadas a los hombres ni en bonificaciones de torneos ni en salarios de patrocinio.

 

GLASSY – A BASQUE WOMEN SURF FILM from Leire Garmendia on Vimeo.

Muy brevemente citaremos a algunas autoras expertas en genero en el deporte para tener una perspectiva general de la situación actual de las mujeres dentro del surf y todo lo que engloba el mundo del deporte en general.

Cristina Ubani, experta en Género y gestora de proyectos de Igualdad, asesora técnica en el departamento de Cultura, Juventud, Deportes y Cooperación al Desarrollo de la Diputación Foral de Gipuzkoa, afirma que;  «En el ámbito deportivo suceden cosas que están ya superadas en muchos otros entornos. Por ejemplo, la Ley de Igualdad no se aplica en el mundo del deporte, ni en el de las federaciones. La discriminación de las mujeres en las instituciones deportivas. El trato que reciben las niñas y las mujeres en el mundo del deporte es ya impensable en otras esferas sociales, es anacrónico e incumple las leyes de igualdad.”

El deporte es una actividad que está pensada por y para el hombre. A partir de ahí, la propia sociedad articula un tipo de estructuras que dejan a la mujer como un elemento subsidiario y se juntan una serie de estereotipos masculinos y femeninos. Los masculinos corresponden al mundo del deporte;el hombre es la persona activa competitiva. La mujer, no pasiva, nada competitiva;la mujer tiene que ser perfecta. “ cometa la experta en una entrevista del diario DEIA.

En un articulo sobre el espejismo de igualdad que existe en el deporte explica perfectamente el cómo «no podemos tratar de corregir brechas de género en el deporte si no atacamos estos estereotipos desde la base. Por fortuna estos obstáculos ya no están ocultos, cada vez reconocemos estructuras y trampas y se están introduciendo medidas correctoras de manera brillante.

Matilde Fontecha, diplomada en Coeducación, doctora en Filosofía y licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte explica sobre como “La mayor discriminación recae en las deportistas, que se encuentran en situación de sumisión, pero también afecta a otras mujeres pioneras en desarrollar su profesión en el ámbito deportivo: entrenadoras, árbitras, médicas, fisioterapeutas, técnicas, directivas, etc.

El papel que juega el deporte mediático en la discriminación de todas las mujeres. En los tiempos que corren de debilitación de la democracia no debe menospreciarse el papel que juega el deporte en la pérdida de los derechos de las mujeres, en dos aspectos.

El primero: el deporte es el escaparate de la ausencia de las mujeres, inculcando la idea de que el rol de deportista es solo de hombres. El segundo: la escasa proporción de mujeres deportistas que aparecen en los medios no suele ser por su competencia y logros deportivos, sino por la belleza de su cuerpo, lo que refuerza el recrudecimiento del sexismo que estamos viviendo en toda la sociedad.”

Concluyendo, tanto en surf, como en el deporte en general hemos avanzado muchísimo en términos de igualdad, pero aún hay mucho camino por recorrer. Es de vital importancia que todos y todas trabajemos en conjunto para llegar a conseguir una igualdad real en el mundo deportivo y demás esferas de la vida.